“Colombia se convirtió en un exportador de servicios de seguridad”

El analista internacional aseguró que, por lo ocurrido en Haití, Colombia sería vista como “la Israel de América Latina”.

En el Noticiero del Mediodía de Caracol RadioMauricio Jaramillo Jassir, analista internacional y profesor de la Facultad de Estudios Internacionales, Políticos y Urbanos de la Universidad del Rosario, entregó su observación sobre la crítica situación en Haití, luego del magnicidio del presidente Jovenel Moise, en el que presuntamente estarían involucrados exmilitares colombianos.

“Con posterioridad al 2010, Colombia se convirtió en un exportador de servicios de seguridad”, aseguró. Indicó que, por un lado, es legal teniendo en cuenta que la Policía y el Ejército han asistido a terceros países en Centroamérica y Suramérica.

Pero, por otro lado, manifestó su preocupación sobre militares y policías en retiro “que prestan su servicio por el mundo aprovechando la experiencia en materia de estabilización, guerra antisubversiva e inteligencia. Es un saber apreciado por el mundo”.

Para Jaramillo, es lamentable que las Fuerzas Militares y el Ministerio de Defensa no tengan suficiente control de qué hacen estos exmilitares, “quienes tienen información privilegiada, que podría ser usada, como en el caso de Haití, para desestabilizar gobiernos”, señaló.

El mercenarismo sí es una conducta tipificada en el Derecho Internacional y censurable. Al Ministerio de Defensa no le cabe ninguna responsabilidad, pero es preocupante que exmilitares brinden sus servicios en la ilegalidad”, aseguró el analista en seguridad.

Reiteró que por la captura de exsoldados y exsuboficiales del Ejército presuntamente implicados en el magnicidio, las Fuerzas Colombianas quedan desprestigiadas y el país podría ser visto como “la Israel de América Latinas”.

Sobre las cuatro empresas que presuntamente habrían reclutado a los retirados y habrían financiado los viajes a Haití, el analista internacional explicó que, desde hace tiempo, sobre todo en los países de vías de desarrollo, hay una marcada privatización de la seguridad.

“En Haití es más complicado, porque hay una institucionalidad precaria y hace que allí funcionen empresas de seguridad a las que se confía más que en la misma policía”, señaló Jaramillo, quien dijo que son más las multinacionales para ayudar a civiles que se aprovechan de los vacíos jurídicos.

Sobre las razones por las cuales los militares en uso de buen retiro de edades entre 40 a 45 años prestan sus servicios en el extranjero, el analista aseguró que muchos de ellos se van por jugosas ofertas de dinero.

Categorías Noticias
WeCreativez WhatsApp Support
Escribenos a Nuestro WhatsApp